Imagen de Carlos Rodríguez

Ayudar, empatizar y emocionar: las claves del marketing

Cuando nos lanzamos a emprender y nos embarcamos con nuestra empresa en la ruta de la innovación, son muchas las dudas que nos van surgiendo a medida que avanzamos por este camino. Dudas más generales, dudas más concretas… en La Atalaya hay respuesta para todas. Nuestros emprendedores cuentan con el asesoramiento del equipo de mentores, expertos en todas las áreas que intervienen en el desarrollo de los proyectos empresariales y que dan forma al éxito de la empresa. En nuestro espacio de crowdworking de Badajoz existen expertos de áreas tan esenciales como puede ser el marketing, de lo que se encarga Carlos G. Rodríguez. Le apasiona su área de especialización casi tanto como tener parte de responsabilidad en el crecimiento y el éxito de las startups a las que mentoriza. Nos lo cuenta él mismo en esta entrevista.

  1. ¿Qué te atrajo del marketing y la comunicación?

Siempre me atrajo la comunicación y el marketing, desde muy pequeñito, y tuve la suerte de poder desarrollar mi actividad profesional alrededor de estos dos campos, en distintos perfiles, como consultor externo, como director de marketing, como emprendedor o inversor en agencias y proyectos. Profesionalmente, el haber vivido el cambio de lo analógico a lo digital en el sector me ha permitido ver y experimentar las enormes posibilidades que ofrece el marketing online para cualquier empresa, proyecto, entidad o persona.

  1. ¿En qué consiste tu área de especialización?

El marketing trata de vender y conectar, sí, pero al llevarlo a canales digitales, también se trata de ayudar, empatizar y emocionar, sin perder de vista la sinceridad del mensaje, el diseño y la medición de resultados.

  1. Además de mentorizar y conducir a nuestras startups hacia el éxito empresarial, ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Disfrutar de mi familia, especialmente de mi mujer, Bego, y mis dos pequeños, Dante y Ceres, y disfrutar de y con mis amigos, que son una parte esencial de mi vida. También me gusta cocinar, una buena cerveza y meterme en líos poniendo en marcha proyectos comunitarios o con personas de inquietudes e intereses comunes o parecidos a los míos.

  1. ¿Cómo definirías La Atalaya?

Para mí, es un espacio donde crecer, personal y profesionalmente. Es un lugar de cooperación, de intercambio de conocimientos y experiencias, de innovación y de conexión con personas, entidades, colectivos y empresas que pueden suponer el elemento diferencial entre tener o no tener éxito en tu sueño o proyecto profesional.

  1. Cuéntanos qué puedes aportar a las startups

Además de experiencia y conocimientos en mi área, por encima de eso, puedo aportar ilusión, ideas, trabajo y contactos. Y puedo compartir y transmitir buena actitud, que es clave en esta vida.

  1. ¿Qué esperas de esta experiencia?

Espero pasármelo bien y aprender, y si además puedo aportar algo de luz a un proyecto o ideas a algún emprendedor, será un orgullo personal y profesional, algo que ya lo es antes de empezar, solo por formar parte del grupo de mentores.

  1. ¿Qué importancia tiene la mentorización para las empresas?

Rodearte de personas que saben y conocen siempre es clave en la vida, y en el ámbito profesional, aún más. Si además tienes la suerte de tener expertos en todas las áreas de desarrollo de tu proyecto, como es el caso de la OIE, es genial. A mi personalmente me hubiera encantado haber tenido esta ayuda al iniciar mis actividades profesionales y empresariales, seguramente me habría ahorrado algunos de los errores que cometí y que tuve que aprender a gestionar y solventar sin conocimientos ni experiencia previa.

  1. ¿Qué ventajas ofrece impulsar un proyecto en esta iniciativa?

Desde mi punto de vista., la ventaja principal es la red de contactos y la integración en un ecosistema que permite tener todo lo que vas a necesitar al alcance de tu mano: Conocimientos, Inversores, Experiencias, Networking, Expertos, Colectivos, Administraciones… que si se une al carácter diferencial de tener a una entidad como Telefónica detrás y toda su red, dan una ventaja competitiva enorme a cualquier emprendedor acelerado en Open Innovation Extremadura.

  1. ¿Cómo ves el tejido empresarial en nuestra región?

Pequeño, aislado y excesivamente dependiente de lo público, pero a su vez, resistente, imaginativo y con un amplísimo margen de mejora. Además en los últimos años, se han generado una gran cantidad de redes de cooperación, comunidades y proyectos colaborativos que están impulsando muchos de los sectores de futuro como la Tecnología, el Emprendimiento Social, la Agroindustria, el Turismo, la Energía o la Salud. También en el ámbito de las patronales y colectivos empresariales se están renovando las caras, dando entrada a gente mucho más joven que están cambiando la forma de relacionarse entre ellas y con el mundo que nos rodea.