La mentorización, un impulso en la toma de decisiones

El camino del emprendimiento se recorre día a día, paso a paso. Es una suma de esfuerzos compartidos en la que resulta esencial la labor que llevan a cabo nuestros mentores. Abren los ojos, aportan experiencia, comparten conocimiento y llenan las sesiones de mentorización con los startuperos de La Atalaya de su entusiasmo y su pasión por la innovación. Hemos hablado con Pablo Borondo, experto en habilidades directivas, quien lleva a cabo una labor esencial en el ecosistema empresarial extremeño: transformar las empresas a través de un elemento clave para el futuro: la tecnología. 

  1. ¿Qué te llamó la atención de tu especialidad? ¿Por qué te decantaste por ella?

Estudié Física Electrónica porque me atraían las ciencias pero no el dibujo (requisito para ser ingeniero). Posteriormente estudié un MBA para ampliar mi visión empresarial.

  1. ¿Cómo explicarías tu área de expertise en un tweet?

Ejecutivo senior participando en la transformación de las organizaciones mediante las TIC.

  1. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Mi tiempo libre lo dedico a colaborar con un equipo de rugby, estar en familia y la lectura.

  1. ¿Qué es para ti La Atalaya?

Una iniciativa ilusionante para facilitar el crecimiento de empresas en la tierra.

  1. ¿Qué crees que puedes aportar como mentor de La Atalaya?

Compartir mi expertise de casi 30 años como gestor y mi entusiasmo.

  1. ¿Qué esperas de esta experiencia?

Espero ayudar al desarrollo de más empresas innovadoras en Extremadura y aprender de esta vivencia.

  1. ¿Qué importancia tiene la mentorización en el proceso de crecimiento de las empresas?

Pienso que es un elemento que amplía los puntos de vista facilitando la toma de decisiones a los directivos y evita la dispersión.

  1. ¿Qué ventajas ofrece a los emprendedores acelerar su proyecto en Extremadura Open Future?

Además de las instalaciones, un ecosistema (compuesto por mentores, inversores, etc.) que pueden facilitar el crecimiento de las iniciativas empresariales de los emprendedores, dado que amplían la perspectiva que ellos tengan.

  1. Para finalizar, ¿cómo definirías el tejido empresarial extremeño?

El tejido empresarial extremeño está muy fragmentado. Debemos fomentar que aparezcan nuevas empresas que puedan ser competitivas globalmente mediante la innovación.