«Los mentores de La Atalaya te proporcionan no solo la teoría, sino también la práctica» - Extremadura Open Future

«Los mentores de La Atalaya te proporcionan no solo la teoría, sino también la práctica»

Emprender es, en sí mismo, un completo itinerario formativo. Cada día en La Atalaya es un máster intensivo, en el que se aprende a base de actuar, de enfrentarse a nuevas situaciones. En este camino de aprendizaje y desarrollo de los proyectos los mentores juegan un papel esencial, poniendo sobre la mesa no solo sus amplios conocimientos sobre un determinado campo, sino también su bagaje profesional, sus experiencias, sus anécdotas, sus triunfos y fracasos. Nos lo cuenta en primera persona una de nuestras startuperas, María Acevedo, la CEO de Prexenz.

  1. ¿Cuál es exactamente tu papel dentro de Prexenz? ¿Cómo es tu día a día?

Mi labor consiste en llevar a cabo la dirección ejecutiva de la empresa. En mi día a día defino las estrategias a seguir y el modelo de negocio y me encargo de su ejecución. Además, me ocupo de la gestión documental y financiera de la empresa y administro la cartera de clientes.

  1. ¿Qué importancia tiene esta área para el desarrollo de la empresa?

Resulta de vital importancia, ya que una mala gestión de la empresa la puede llevar directamente al fracaso, a pesar de tener un gran equipo detrás.

  1. ¿Qué has aprendido profesionalmente en La Atalaya? ¿Y personalmente?

Profesionalmente he podido ampliar mis conocimientos, gracias a la ayuda de los mentores he continuado mi formación en lo referente a modelos de negocio, marketing, negociación, etc. De un modo más personal, he comenzado a aprender sobre programación neurolingüística y he podido conocer a grandes profesionales que me han aportado mucho.

  1. ¿Cómo te están enriqueciendo las sesiones de trabajo con los mentores?

Sobre todo con su experiencia. Los mentores de la Atalaya te aportan sus conocimientos, su bagaje, te guían en aquello que ellos ya han vivido y que para ti es nuevo y desconocido. Te proporcionan no solo la teoría, sino también la práctica.

  1. ¿Qué importancia le otorgas al trabajo en equipo?

Prexenz es el equipo y, por suerte, tenemos un equipo no solo de profesionales sino de personas que aman lo que hacen y disfrutan evolucionando juntas. Hemos logrado unir a un grupo de personas que no solo tienen los conocimientos y las habilidades necesarias para llevar a cabo un gran trabajo, sino que, además, se compaginan formando un equipo capaz de todo.

  1. ¿Cómo sentiste la llamada del emprendimiento?

Siempre he querido trabajar en algo que me gustase, que me aportarse nuevas experiencias y no se convirtiera en una rutina aburrida. Durante mis años de universidad trabajé como camarera, azafata y hasta profesora particular, por lo que pude descubrir desde muy temprano lo que implica trabajar en algo que no te apasiona. De modo que, cuando me surgió la oportunidad de fundar la empresa junto a mis socios, no me lo pensé dos veces.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de ser emprendedora?

La libertad a la hora de tomar decisiones, la tensión que se genera ante algunos acontecimientos importantes y la ilusión por progresar y sacar adelante tu proyecto.

  1. ¿Qué actitudes crees que son necesarias para sacar adelante un proyecto empresarial?

Pasión y ganas. Requiere mucho trabajo y sacrificio sacar adelante un proyecto desde cero, pero si tienes iniciativa y ganas de conseguirlo encontrarás el modo de hacerlo. Es importante también querer aprender y evolucionar tanto laboral como personalmente.