Qué somos y adónde queremos llegar: claves para elaborar el plan de negocio - Extremadura Open Future
Imagen de equipo de trabajo

Qué somos y adónde queremos llegar: claves para elaborar el plan de negocio

Todo proyecto tiene un plan, una hoja de ruta que será la que le marque el camino hacia sus objetivos. En las empresas este itinerario se condensa dentro de lo que se conoce como plan de negocio, un documento escrito en el que se analiza en profundidad la idea de negocio y se establecen los pasos para hacerla realidad. Como veremos más adelante, se trata de un pilar esencial de las startups, con una gran utilidad tanto para ellas mismas como para el ecosistema empresarial que las rodea: bancos, inversores, proveedores y en definitiva, todos los players que componen el cuadro del emprendimiento. Veamos con detalle en qué consiste el plan de negocio y cómo puede ayudar a nuestra startup a avanzar por la ruta de la innovación.

¿Qué es el plan de negocio de una empresa?

El plan de negocio es uno de los documentos más importantes de una organización y en él se explica con detenimiento en qué consiste nuestra idea empresarial, así como diferentes aspectos vinculados a esta, como los objetivos, la estrategia que se va a llevar a cabo para alcanzar los mismos, el proceso productivo, la inversión requerida y la rentabilidad que se prevé alcanzar a medio y largo plazo. Un plan de negocio cumple las siguientes funciones:

  • Permite identificar, concretar, describir y aterrizar la idea de negocio de la organización.
  • Responde a tres interrogantes: ¿Se puede llevar a cabo? (viabilidad técnica), ¿Va a ser rentable? (viabilidad financiera) y ¿Se va a vender? (viabilidad comercial).
  • Marca la hoja de ruta para alcanzar los objetivos empresariales, estableciendo los pasos y medidas a seguir para traducir una idea de negocio en una actividad empresarial en marcha.

La estructura de un plan de negocio

Aunque no existe una estructura definida en la elaboración de un plan de negocio, existen una serie de aspectos comunes que deben cubrir todos, independientemente del tamaño y del sector en el que se enmarque la empresa.

  • Resumen ejecutivo: una presentación de los puntos que va a contener el plan de negocio, una descripción de la empresa, consideraciones acerca del equipo de trabajo y cuestiones financieras como la inversión que se necesidad y la rentabilidad prevista.
  • ¿Qué somos? Definición del negocio. En este punto debemos detallar en qué consiste nuestro negocio, cuál es el producto o servicio al que se enfoca, cuáles son los fines que nos mueven, la ubicación del mismo, etc.
  • Estudio de mercado. En este apartado debemos responder a interrogantes del tipo: ¿Quién es mi competencia? ¿Quién es mi target? ¿Cómo voy a comercializar mi producto/servicio?
  • Análisis técnico: ¿Qué necesito para poner en marcha mi proyecto? Proceso de producción, infraestructura, tamaño del local, etc.
  • Organización: en esta área del plan de negocio debemos establecer cuál es la estructura jurídica y orgánica, cuál va a ser el organigrama de la empresa y en qué departamentos se va a estructurar la misma, entre otros aspectos relacionados.

Además, otros de los puntos que cubre este documento es el estudio de la inversión y financiamiento, un análisis de los ingresos y una completa evaluación financiera de nuestro proyecto emprendedor. En definitiva, se trata de un documento que presenta una gran utilidad tanto a nivel interno, ya que nos permite analizar y sentar las bases de adónde queremos llegar y cómo vamos a conseguirlo, como a nivel externo, ya que actúa como una carta de presentación de cara a posibles inversores, bancos o proveedores.

¡Esperamos que estos consejos os sean de utilidad para enfrentaros a vuestro plan de negocio!