«Cualquier proceso de cambio toma como punto de partida y destino a las personas» - Extremadura Open Future
Fotografía de Raúl de Tena Rubio

«Cualquier proceso de cambio toma como punto de partida y destino a las personas»

Una empresa es mucho más que el producto o servicio que ofrece a sus clientes. Es una realidad que va mucho más allá también de la tecnología en la que se basa el proyecto empresarial y de los países en los que tenga presencia. Porque una organización es muchas cosas, pero sobre todo es la suma de las personas que la forman. De todo esto sabe mucho Raúl de Tena, mentor especializado en gestión de talento y personas dentro de una startup. Liderazgo, motivación y marca personal son términos muy presentes en cualquier conversación con él, charlas de las que nuestros startuperos extraen importantes enseñanzas para el desarrollo de sus proyectos innovadores en La Atalaya. ¡Conoce todo lo que nos ha contado sobre el papel del talento en las empresas!

  1. ¿Qué te llamó la atención de tu especialidad? ¿Por qué te decantaste por ella?

Trabajar en el desarrollo del talento de las personas y de los equipos, así como sus interacciones formales e informales en el marco del liderazgo, me parece apasionante. En definitiva, estamos hablamos del desarrollo y el crecimiento de las persona  y, para un humanista de pro como yo, éste es un factor estratégico y tremendamente delicado.

Me gusta trabajar con las personas, con sus objetivos, con sus motivaciones, con sus emociones. Cualquier organización está formada por personas y cualquier proceso de cambio y evolución toma como punto de partida y destino a las propias personas.

  1. ¿Cómo explicarías tu área de expertise en un tweet?

Me dedico a acompañar durante el proceso de crecimiento de las organizaciones, equipos y personas en materia de gestión del cambio, desarrollo del talento, creación y liderazgo de equipos, habilidades de management y desarrollo de marca personal, a través de formación, consultoría, coaching y mentoring para entornos empresariales y educativos.

  1. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gustan mucho los deportes de equipo (siempre he practicado deporte, varios de ellos, y sigo haciéndolo). Me encanta la naturaleza, viajar en familia, leer y pasear. Me gusta conversar alrededor de una mesa y un café, sin prisas.

  1. ¿Qué es para ti La Atalaya?

Un foro de referencia en el que encontrar acompañamiento experto y en el que acelerar iniciativas empresariales a través de un conocimiento multidisciplinar testado por la experiencia de los mentores.

  1. ¿Qué crees que aportas como mentor de La Atalaya?

En cada proyecto empresarial, debajo de los modelos de negocio, los planes de marketing, el diseño de la estructura organizativa o la tecnología, hay procesos e interacciones personales. A través de mi experiencia, acompaño en la gestión de las emociones que vive un emprendedor, a nivel individual y de equipo. Trabajo, asimismo, en la cohesión de los equipos, en la definición de las complementariedades, en el desarrollo de sus habilidades de liderazgo y comunicación, en la gestión de los conflictos o en la búsqueda de fortalezas personales al servicio del proyecto.

Para ello, despliego metodologías de coaching ejecutivo, mentoring y/o formación.

  1. ¿Qué esperas de esta experiencia?

Aportar, desde la humildad, al crecimiento de los proyectos a través del crecimiento de las personas.

  1. ¿Qué importancia tiene la mentorización en el proceso de crecimiento de las empresas?

Es una herramienta muy poderosa, ya que poner la experiencia de un profesional que ya ha pasado por un proceso similar, tiene un gran valor para la persona/proyecto que es mentorizado. Esta persona o equipo podrá aprender de los aciertos y errores de alguien con más recorrido; alguien que podrá aportar una visión externa y desapasionada muy valiosa.

  1. ¿Qué ventajas ofrece a los emprendedores acelerar su proyecto en Extremadura Open Future?

Telefónica es un socio estratégico, sin lugar a dudas. Ligar un proyecto empresarial con una de las compañías de vanguardia a nivel mundial es una gran idea.

Asimismo, tanto la metodología de trabajo, como la propia sede de La Atalaya, o la elección de los mentores, convierte a esta iniciativa en una herramienta muy poderosa al servicio de los emprendedores.

  1. Para finalizar, ¿cómo definirías el tejido empresarial extremeño?

Escaso, muy atomizado y carente de la confianza suficiente para creer que pueda competir en cualquier lugar del mundo. En paralelo, y por contra, también me encuentro con grandísimos profesionales, multidisciplinares,  muy bien preparados, que le ponen mucha pasión, conocimiento y actitud para poder salir a mercados externos, más allá de nuestras dificultades de comunicación.Creo firmemente en los extremeños y en sus proyectos, no obstante, también creo que necesitamos más masa crítica de luchadores que confíen en sus posibilidades. Éste es todo un reto para todos.