Entrevista a José Antonio Crespo, director de La Atalaya

«Nuestra metodología está enfocada a ayudar a las empresas a dar un gran paso en su evolución»

Acelerar un proyecto en un espacio de crowdworking implicar estar rodeado de otros startuperos que comparten un mismo objetivo: crecer como empresa, crecer como equipo. Esta convivencia diaria es el caldo de cultivo perfecto para que brote el talento y se desarrolle a la máxima potencia. La Atalaya es el enclave perfecto para mirar la innovaciónpero también es muchas otras cosas: una atmósfera de conocimiento compartido, una suma de esfuerzos, un constante fluir de ideas que enriquece a los proyectos, pero también a las personas que forman parte de ellos.

Para que un espacio como La Atalaya, donde conviven varios proyectos innovadores, de diferentes sectores, con distintas necesidades y objetivos, marche a pleno rendimiento, es necesario que exista una figura que vele por el correcto funcionamiento del centro. Que despeje y prepare el camino para que los emprendedores puedan avanzar sin frenos por la ruta de la innovación. De vigilar que los emprendedores tengan en todo momento a su disposición todas las herramientas que se necesitan para acelerar su startup se encarga José Antonio Crespo, director de La Atalaya, quien nos cuenta que afronta este gran reto personal y profesional con ilusión, con entusiasmo y, sobre todo, con las pilas bien cargadas.

1. ¿Quién es José Antonio Crespo?

Un extremeño que ha vuelto a su tierra con la gran ilusión de poder liderar esta iniciativa y ayudar a los emprendedores a escalar su proyecto/empresa. Como director de este espacio de crowdworking mi principal misión es coordinar y gestionar todas las actividades del programa para garantizar una correcta operación e implantación de la iniciativa en nuestra comunidad.

2. ¿Cómo definirías el tejido empresarial extremeño?

El tejido empresarial extremeño se encuentra bastante fragmentado, estando compuesto principalmente por microempresas. Si hacemos foco sobre el ecosistema emprendedor de la región podemos observar cómo ha ido aumentando a lo largo de estos años gracias al esfuerzo de diferentes agentes implicados y su estimulación.

3. ¿Qué se siente ante el reto de dirigir un espacio de emprendimiento?

Entusiasmo, optimismo, expectación… En definitiva, muchas ganas de afrontar este reto en mi carrera profesional y de poner todo de mi parte para hacerlo lo mejor posible.

4. ¿Cómo definirías La Atalaya?

«Un lugar desde donde mirar al futuro».

5. ¿Qué van a encontrar los emprendedores en La Atalaya?

Un espacio muy dinámico donde prima el buen ambiente de trabajo y un equipo de profesionales cualificados dispuestos a ayudarles en la evolución de sus proyectos.

6. ¿Qué aspectos de tu experiencia previa vas a aportar como director de este espacio?

Principalmente la gestión de proyectos que he estado realizando con anterioridad y que me ha permitido desarrollar aspectos como la visión analítica, la organización y priorización de tareas, la comunicación, etc.

7. Una predicción para 2019: ¿Qué tecnologías crees que tendrán un mayor impacto en el año que acaba de arrancar?

En mi opinión creo que el Blockchain y el Machine Learning pueden sonar muy fuerte este año. La primera es una tecnología muy disruptiva que está empezando aplicarse en diferentes ámbitos como medio de documentar operaciones de forma eficiente. Respecto a la segunda con la gran cantidad de datos que se generan considero que esta tecnología puede ser clave y dar un claro paso hacia delante.

8. ¿Qué le dirías a un emprendedor que está pensando presentar su proyecto a la #RutaOIE?

Pues que nuestro programa, gracias a su metodología, está enfocado a proporcionar un conjunto de servicios y herramientas que le van a permitir dar un gran paso en la evolución de su empresa. ¡No lo dudes: inscríbete!